Un liquen de Gredos, uno de los seres vivos más resistentes de la Tierra.

Un experimento español  tiene como objetivo conocer los límites de supervivencia de ciertos organismos durante un viaje interplanetario simulado.

Para ello se recogieron, entre otras muestras, los líquenes “Rhizocarpon geograhicum” en la Sierra de Gredos, Xanthoria elegans en Sierra Nevada y “Aspicilia fruticulosa” en Guadalajara.

El satélite orbitó a unos 300 kilómetros de altura durante doce días y expuso a los líquenes a las condiciones extremas del espacio: radiación extraterrestre, vacío espacial, grandes fluctuaciones de temperatura y microgravedad.
Los resultados, además de indicar el buen funcionamiento de los dos organismos simbiontes que componen el liquen, -el hongo y el alga-, pueden aportar nuevos conocimientos a la teoría de la Panspermia, que propone que los organismos vivos pueden distribuirse por el universo a bordo de meteoritos.

El objetivo de Lithopanspermia es comprobar los límites de la supervivencia de varios organismos extremófilos, como las bacterias y los líquenes, durante un viaje interplanetario a bordo de Biopan6, que ha simulado las condiciones de un meteorito en el que la vida podría haber viajado desde la Tierra a otro planeta o viceversa.

Sierra de Gredos. Candeleda y su Territorio.

Candeleda es, quizá, el único Municipio de España que puede presumir de contar en su territorio con prácticamente toda la biodiversidad que se puede encontrar en la Peninsula Iberica.
Desde las llanuras del Valle del rio Tietar, situadas a 250 metros de altura sobre el nivel del mar, donde se dan cultivos y flora de clima mediterráneo e incluso tropical, que van desde el tabaco hasta los pimientos, pasando por higos, naranjos, limoneros y nisperos, hasta palmeras, pinos, robles, fresnos, alisos, chopos, castaños y un larguisimo etc. que culminaría con la vegetacion y clima propios de altitudes de hasta 2.598 metros, cota a la que se situa el Pico del Moro Almanzor, ubicado en su término Municipal y donde se encuentra el mayor desnivel de toda la Peninsula Iberica.
Su territorio, de cuyos primeros pobladores dan testimonio los restos del Castro Vetón de El Raso, datado entre los siglos III y IV a. de C., goza de un microclima que propicia unos inviernos suaves al abrigo de la barrera que forma  la Sierra de Gredos, protegiendole de los frios vientos del Norte y de las grandes nevadas que se precipitan sobre sus cumbres y los territorios de la cara Norte.
Abundancia de agua, buen clima y ubicación hacen de Candeleda un lugar perfecto para el desarrollo de la vida agricola y  ganadera, aunque, politica y coyunturalmente hablando, ese sea otro cantar.